Artículos

 

El Amor es el contacto de uno mismo

Tanto recurrimos a la palabra Amor para definir el estado interno necesario que sostendrá el cambio de conciencia humana y planetaria que estamos creando. Pero, ¿qué es el Amor? Primero que todo no es solo el sentimiento que tenemos hacia otro ser humano cuando decidimos vivir nuestra vida con ella o él; no es solo el querer entregarnos para que otros también puedan ser felices; y menos es postergarnos para que los otros logren sus objetivos o sean cubiertos en sus necesidades, como muchas veces pensamos que debemos actuar.

Eso es parte de una antigua forma de relacionarnos y de vivir la vida. Y si bien, tiene algo de lo que verdaderamente es el Amor, es apenas un mínimo porcentaje de la totalidad del Amor, y más aun en una conciencia todavía de separación y dualidad, donde se instala la felicidad en un escenario externo a nosotros mismos, dejando de centrarnos en nuestro interior.

El Amor es la energía primordial que da vida a Todo lo que Es, más que un sentimiento, es necesario comprender que el Amor es energía; la energía de más alta vibración en el Universo conocido y en el Multiverso que se nos abre ante nuestro corazón…, no solo ante nuestros ojos.

Cuando sentimos en lo más profundo de nuestro Ser que la Vida es hermosa porque alguien nos regala una sonrisa, o regalamos nosotros una sonrisa y alguien nos la responde…, o cuando olemos una flor, o cuando vemos la inmensidad del mar o el brillo de las estrellas, o cuando nos damos cuenta que la ciudad también esconde esa Verdad original porque o sino no habrían Humanos viviendo en ella, en esos instantes nuestra vibración energética se eleva y parece que todo cambia ante nuestros ojos, porque ya no estamos percibiendo solo con ellos, sino que ahora hemos sumado a esa visión nuestro corazón…, y el corazón participa solo cuando estamos en el Amor. Allí, nuestro Ser y nuestro cuerpo son capaces de sentir lo inimaginable y estamos en condiciones de conectar con Todo lo que Es en apertura y sin miedo, ya que en la elevada energía del Amor podemos comprender que todo está en orden y que nosotros hemos sido participes también de la creación de todo eso que nos rodea.

El Amor es nuestro interior en apertura, en conexión, en confianza y principalmente, sin miedo. Sin miedo. Que respiro, que alivio, siéntanlo y su energía tocara la del Amor y serán precisamente ese Amor, ya que este no está fuera de nosotros ni en otra persona; el Amor es nosotros mismos.

Volver a Artículos