Artículos

 

El viaje…

El viaje que nos depara este tiempo de cambios interiores que están creando un nuevo mundo, ya no consiste en conquistar el cielo sino aterrizar con todas nuestras fuerzas y de una vez por todas. Vivir la tierra y todo lo que nos ofrece como la experiencia más divina conocida. Por eso me rebelo…, y siento, solo siento y vivo, recupero mi experiencia como la conquista más preciada en la ruta de ser uno con la vida. Y en este acto de rebelión voy siendo cada vez menos cosas de las que me fueron acorazando en la vida, con las que yo mismo creí protegerme. No tengo ni necesito ser algo para vivir pleno, es más, la tranquilidad llega a mi pecho cuando descubro que no tengo nada que hacer, que solo soy el que soy, sin títulos, ni apellidos, ni propósitos. Yo me rebelo…, siento y respiro…amo, honro y agradezco...
 

Volver a Artículos