Artículos

 

El arte de desarrollar autodisciplina y paciencia se parece a otros muchos procesos de aprendizaje en los que nuestro progreso dependerá de la práctica. Se trata de un arte del que sólo nosotros seremos los responsables, pues somos quienes nos dirigimos hacia la liberación. Comprometernos con nuestro camino y nuestra sabiduría intuitiva creará el espacio en que se desarrollará la disciplina. Cuando observemos los beneficios sutiles de este compromiso, nos tornaremos más disciplinados y reservaremos cierto tiempo a nuestra práctica con amor, respeto y paciencia por nuestros logros.

 

Volver a Artículos