Artículos

 

"SOBRE AFGANISTAN".

Brigitte Champetier de Ribes.
"Deseo compartir mi proceso sobre la tragedia en Afganistán.
La realidad manda. Es la gran maestra.
Primero fue un shock, dos días en estado de shock. Luego fue rendirme y ampliar mis conocimientos sobre la situación de los afganos.
¿Cómo amar y ayudar?
Fundamentalmente, con la autodisciplina de no caer en ninguna polarización que sólo aumentaría los conflictos, sanando en mí toda tentación de identificación con las víctimas o de deseo de venganza para con los perpetradores.
¿Qué necesita el pueblo afgano?
La reconciliación.
El respeto.
Para que cada uno de sus hijos pueda trabajar para el desarrollo de su país.
¿Y nosotros, cómo ayudamos a ello?
Mirando el horror, el terror, la desesperación y el dolor con dolor, en silencio y respeto, desde la compasión hacia todos. Hacia todos. Incluyendo a los perpetradores.
Sin dejarnos atrapar ni por la impotencia infantil ni por el pensamiento mágico del salvador.
Entonces, como adultos, podemos soltar la tragedia y dirigir la mirada hacia el próximo paso que la vida está esperando de cada uno de ellos, una vez pasado el infierno.
Para que este próximo paso sea más fácil, lo acompañamos con nuestra vibración de fuerza y de paz: rendición, humildad, compasión y reconciliación.
La violencia no es fuerza, es terror, el terror arcaico de los primeros seres humanos, ciegos y cerrados. Con la conciencia de un infante.
La fuerza pertenece a la conciencia adulta que asiente a la realidad como es y se compromete a servir la vida.
Nuestro corazón es una fuerza de reconciliación: abrazamos a cada víctima con su perpetrador; abrazamos a cada talibán con su madre.
Y miramos más lejos, al próximo paso que dé el pueblo afgano, del que seremos todos responsables. Somos uno.
Al servicio del destino colectivo.
Somos amor en crecimiento".
"Juntos al servicio de la vida"

Brigitte Champetier de Ribes.
www.insconsfa.com

 

Volver a Artículos